Lo mejor en laminas escolares
   

Iniciar sesión


Busqueda de articulo

Categorias



 
 
Señor de Sipán (Parte 1)
 
 
Cargando imagen ... Por favor espere
Esto es una imagen cargado aleatoriamente
Imagen : 1
Imagen : 2
Imagen : 3
Imagen : 4
Imagen : 5
 

Descripción del tema :

TUMBA DEL VIEJO SEÑOR DE SIPÁN (CAPA POR CAPA)
La tumba real del Señor de Sipán, construida hace 1 700 años, es la última maravilla que el Perú ha entregado a la humanidad. El Señor fue enterrado, junto con sus guardianes Y animales domésticos, con collares, pectorales, sonajeras, máscaras, orejeras, narigueras, brazaletes,cascabeles, sandalias, vestidos, armas, todas estas especies de pedrería Y oro,
Tumbas del Señor de Sipanque le sirvieron en vida como símbolos de poder. También diversos vasos finamente decorados con felinos, pájaros, serpientes, arañas y seres demoniacos. La extraordinaria calidad artística de todas estas piezas de oro, plata y otros metales son un reflejo del refinamiento cultural y también el alto nivel de desarrollo técnico que tenían los mochicas. Al Señor de Sipán, se le encontró dentro de una caja mortuoria, al ser descubierto, tenía con él su cerámica ceremonial (la que debía ofrecer a su dios al reunirse con él en el más allá). Se encontraba enterrado con la cabeza orientada exactamente al sur, en el centro de cuatro miembros de su corte, cada uno en cada punto cardinal; muy cerca de él se encontraba un perro y tres mujeres entre los 18 y 21 años de edad, aparentemente sus concubinas. Además llevaba su alimento y su sacerdote. Su ataúd era de madera de caña unido con fibras vegetales (no se conocían los clavos) con abrazaderas de cobre. Encima del ataúd existían diversas capas de tejidos, esterillas Y mantos finamente elaborados ubicados en diferentes estratos, lo que revela lo elaborado Y complejo de su cultura y ceremonias.
Los ornamentos que tenía al ser encontrado eran diversos, como por ejemplo: dos protectores coxales (uno de oro Y otro de plata), sobre el pecho un collar formado por frutos de maní (de los que diez son de oro y diez de plata), en su cinturón tenía unas sonajeras de oro, en la mano derecha un cetro ceremonial con empuñadura de plata yen la parte superior una pirámide trunca de oro; debajo del cuerpo se ubicó su diadema semilunar superior, la que es de oro Y tiene una hoja de 62 cm. de ancho por 42 cm de altura, y que sólo se había visto en la iconografía Moche y siempre relacionada con la más alta investidura de la clase gobernante. De igual forma se encontró once pectorales dispuestos sucesivamente sobre el pecho, sobre las piernas Y debajo del esqueleto se encontraron protectores de ojos, protector de nariz, una mentonera, orejeras de turquesas Y oro, etc. Todo esto viene a constituir el ajuar funerario del Señor de Sipán. Una vez dispuesto su entierro se ubicaron diecisiete vigas de madera de algarrobo cubriendo toda la tumba funeraria, la que tenía 5 metros por lado; sobre estas vigas se colocó un guardián con las piernas amputadas, lo que simbolizaría la obligación de permanecer para siempre en su puesto de vigilancia.
Para exhibir el maravilloso legado cultural del Señor de Sípán, que revela el grado de complejidad Y desarrollo alcanzado por esta sociedad, se ha construido en Lambayeque un museo inspirado en la arquitectura Moche. En su interior se encuentran los restos del Señor de Sipán y del Viejo Señor de Sipán, pudiendo apreciar en el trayecto piezas de cerámica Y orfebrería ubicadas en modernas vitrinas selladas. También se ha reconstruido un pueblo Moche de la época, recreando sus técnicas de elaboración de cerámicas y de hilado, que sin duda colmará el interés de cualquier visitante.

CAMARA FUNERARIA DEL SEÑOR DE SIPÁN
En la primera fase de la cámara funeraria se encontró el esqueleto de un soldado o guerrero Mochica, que llevaba un escudo de cobre dorado en el antebrazo Y una corona del mismo metal; y tenia los pies amputados como señal de que no debería abandonar su puesto de vigilancia, esto nos hace pensar que se trata de un guardián que cuidaba la tumba. Unos centímetros más abajo se encontraron un techo en muy mal estado debido a la acción de tiempo, que había sido hecho con vigas de algarrobo Y que servía para proteger la cámara funeraria, una vez retirados estos restos de madera se encontraron los restos de cintas de cobre que cubrían un espacio rectangular como un sepulcro de madera, en cuyo interior se halló una gran cantidad de capas de vestimentas, tocados, insignias reales, adornos de oro, turquesa, plata y cobre; además de muchos otros atuendos, el cetro de oro, que nos refleja el poder y la alta investidura de este personaje. A los lados del sepulcro dentro de la misma cámara acompañando al jerarca, encontraron un total de 7 esqueletos más, entre los que se pueden apreciar el de dos mujeres en posición horizontal sobre la cabeza del Señor de Sípán; que se supone eran sus concubinas, al lado izquierdo estaban los restos de los que pudo haber sido un consejero personal o un sacerdote, al lado derecho el esqueleto de lo que parecía ser un militar o guerrero, luego los dos sirvientes y, por último los huesos de un perro que se supone, los hombres de las culturas preincaicas, los utilizaban para que guiaran a sus muertes hacia el más allá, porque creían que trataban de confundir a los espíritus. De otro lado, también se encontraron cinco hornacinas (huecos a modo de nicho en una pared) conteniendo más de 200 vasijas de cerámica con ofrendas de comidas y bebidas.

TUMBA DEL VIEJO SEÑOR DE SIPÁN
En el lado sur de la pirámide se halló otra tumba intacta de 6 metros de profundidad, ligeramente más pequeña que la anterior, una fosa rectangular de 1.70 x 2.60 m, en cuya sección central se ubicaba el envoltorio. En ella se encontró el esqueleto de un soberano que debió anteceder al Señor de Sipán en dos o tres generaciones. Fue sepultado junto con una mujer joven y una llama.
Dentro de la tumba del "Viejo Señor de Sipán" fueron hallados numerosos bienes tanto funerarios, como de mando, de rango Y de culto, los que muestran comparativamente una mayor variedad y riqueza iconográfica, entre éstos tenemos 54 objetos de oro, entre los que sobresalen un collar con la representación de 10 arañas de oro, 10 sonajeras y varias narigueras, además de otros ornamentos de cobre y piedras semipreciosas.
La diversidad de imágenes referidas a divinidades o atributos resulta notable por sus formas y dimensiones. Tres parecen constituir también los más importantes seres mitológicos: el "felino antropomorfizado", el "hombre cangrejo" y la "deidad de los ulluchus". Otros íconos o figuras de menor tamaño pueden ser de segundo orden ritual o menor grado mítico (máscaras realistas o pequeños personajes con serpientes).

 


 
   
  Inicio - Quienes somos - Condiciones de uso - Contáctanos  

Copyright © 2009 perupediaescolar.com Todos los derechos reservados .